miércoles, 19 de enero de 2011

Bricolaje

Anoche me acosté mirando mi mesa de trabajo y pensé, -hace tiempo que no hago algo de bricolaje- de seguido, como si no tuviera nada que hacer a las 2 de la madrugada además de dormir, se me ocurrió pensar en esa palabra, y de cómo tal vez se compondría de bric(ladrillo)-collage del francés, y que podría haber tenido un origen relacionado con la construcción de algo.

Al final, no tiene nada que ver con esto, sin embargo, descubrí un origen curioso del que no tenía idea anteriormente. Bricolaje viende del francés bricolage, del verbo bricoler (hacer bricolaje). Este verbo deriva de la palabra italiana briccola (s.XII) y que significa catapulta. En el Renacimiento, la catapulta se vuelve obsoleta en cuanto a arma de guerra y esta palabra toma el sentido de un "medio sin precisión, muy manual". Esta relación duró hasta nuestros días para aquellos que elaboran trabajos de manera manual y con sencillas herramientas.

Fuente: Centre National de Ressources Textuelles et Lexicales (CNRTL)
Le Petit Larousse

No hay comentarios: